25/01/2021 - 16:15

Lagos de Tristaina

Los lagos de Tristaina en Andorra son un lugar de obligada visita si vienes al Principado. En realidad, este legado natural de origen glaciar está formado por tres diferentes lagos que se pueden recorrer en una ruta circular apta para casi todo tipo de caminantes. Si quieres saber cuáles son los lagos de Tristaina, cómo acceder a ellos y qué puedes ver durante su visita, continúa leyendo porque no te arrepentirás de visitarlos. 

Estanys de Tristaina

Lagos de Tristaina

Hacer senderismo por los lagos de Tristania en Andorra es uno de los mayores atractivos naturales de este pequeño pero precioso país. Además de contemplar un típico circo glaciar pirenaico, el recorrido en círculo consta de apenas 4,4 kilómetros y un desnivel de unos 200 metros, lo que la convierte en una ruta bastante asequible, incluso para hacer en familia. En este sentido, la subida al primero de los lagos, llamado estany Primer, se puede hacer en tan solo en 40 minutos, un paseo muy agradable para conocer los lagos de Tristaina con niños.

Es necesario acceder al comienzo de la ruta de los lagos de Tristaina en coche. Para ello, hay que llegar a la parroquia de Ordino por la carretera CG-3 y partir de la estación de Ordino Arcalís, resort que pertenece a Grandvalira y en el que encontrarás fácilmente lugar para aparcar.

Debido a la altura de la que ya partimos, 2.300 metros, algunos años la nieve cubre la zona de forma abundante bien adentrada la primavera, por lo que se recomienda practicar senderismo aquí desde finales de junio hasta octubre, especialmente si vas a completar el circuito. Aún en temporada estival lleva unas botas de trekking y algo de ropa de abrigo pues el clima cambia en la montaña rápidamente.

 

Pic de Tristaina

A los pocos minutos de comenzar la ruta ya accedemos al circo de Tristaina en cuyo centro se encuentra el pico de Tristaina, de 2.878 metros y 776 metros de desnivel acumulado, no el más alto de Andorra, pero sí uno de los que poseen mejores vistas. El ascenso a esta cumbre no requiere de excesiva experiencia, aunque sí es muy recomendable tener alguna. De todos modos, no pasa nada si no eres un montañero o montañera experimentada, completar la ruta de Tristaina te dejará con muy buenas sensaciones, te abrirá el apetito y las ganas de darte un chapuzón en cualquiera de sus estanys de aguas cristalinas.

Además de contemplar algo de arte al principio de la ruta con el grandioso anillo de acero de 4 metros de la escultura Arcalís 91, del artista Mauro Staccioli, pasar por los distintos lagos de Tristaina es un perfecto ejemplo de cómo puede cambiar el paisaje alpino en tan solo unos metros de distancia caminada. No queremos destrozarte las sorpresas que te esperan en estas 3 horas aproximadas de senderismo por lo que solo te contaremos que tras dejar atrás el Primer, el lago Mig está circundado por peñascos y collados y el último lago, el Més Amunt o de Más Arriba, se encuentra al pie del Pic de Tristaina y es el mayor de todos.

Al igual que los caminos que conducen al Pic de Tristaina, el camino hacia los lagos está muy bien señalizado y dispone de paneles informativos sobre la flora y fauna. Este es el hábitat de libres caballos percherones, de armiños y flores como la primulácea androsace carnea.

Los lagos de Tristaina en Andorra son un lugar perfecto para iniciarse a un hábito tan saludable como la montaña o, simplemente, disfrutar de la naturaleza y, por qué no, concienciarnos de lo importante que es cuidar el patrimonio natural.

Te interesa ...

Grandvalira 2020-2021
Proudly developed with by Bitanube